Raquel's Room

Saturday, 23 July 2011

El triunfo de la esperanza

Si nos creiamos a salvo entre las bambolinas de una democracia de papel, la tragedia de una mente capaz de sembrar y causar panico, nos ha devuelto a la inevitabilidad del caos y a la existencia del mal. Este siempre puja por salir, no importa cuanto empegno una sociedad basada en ideales de respeto, tolerancia, educacion y democracia ponga para erradicarlo; se resiste, lucha contra el bien comun para patentar su presencia. Y deja su huella catastrofica en el imaginario comun y en las aguas y calles tegnidas de sangre.
Entonces...Somos producto de nuestro medio o es nuestro medio producto de nuestras acciones? Como es posible que en el seno de una pacifica comunidad, alguien decida desviarse de una senda logica y admirable y se convierta en un monstruo?
A caso es la democracia de esa sociedad tan axfisiante que hace necesario defender ciertas ideas a golpe de balas, marcando cada victoria con una victima mortal?
A los humanos aun nos gobierna el imperativo genetico de defender un territorio. Nos sentimos amenazados cuando nos enfrentamos a lo ajeno. Y ese miedo nos ha conducido a levantar muros, declarar guerras, plantar bombas, identificar a personas con numeros y encuadrarlas o, si se da el caso, encerrarlas dentro de unas fornteras epecificas. Fisicas y geograficas. Pero nuestra evolucion social nos ha hecho avanzar hacia un escenario conciliador. Llegar a el supone eliminar de nuestro sistema un sinsentdo que para nuestros instintos primitivos siempre fue razonable.
La razon...La razon tambien nos ha jugado malas pasadas. Controlar nuestra naturaleza no siempre es facil y las vias que encontramos para hacerlo, no siempre las adecuadas. Pero, nos guste o no, son las que nos han conducido a donde estamos hoy: Dando vueltas en circulo, buscando la respuesta, cuando lo unico que tenemos que hacer es plantearnos mas preguntas.
El contrato social se forja a base de imposicion y aceptacion voluntaria. No hay una sin la otra y me temo que no hay una solucion simple.
Las ciencias sociales no responden a formulas matematicas. En este cocido hay muchas habichuelas y por mucho fuego lento y cuidado que pongamos en su preparacion, el resultado final no esta garantizado.
Sin embargo, la esperanza tambien triunfa en estos casos, en estas situaciones en las que alguien quiere apagar la luz y hundirnos en la miseria de pensar que todo esta perdido. la oscuridad puede ser tentadora (...) pero nunca la solucion.

Wednesday, 20 July 2011

I want to live in America

Las comparaciones son odiosas, pero despues de mis recientes y cortas vacaciones, comparar se ha convertido en el pan mio de cada dia.
Hace unos meses por fin decidi que ya iba siendo hora de cruzar el charco y contemplar nuestra vieja Europa desde otra persepectiva. Tras varias semanas ahorrando cada penique de mi raquítico sueldo, una cajá de tranquimacin y unos litrillos de tila, me meti durante 9 horas en un avion que me llevo directa de Londres a la ciudad del pecado: las mismisimas Vegas.
En “The colonies”, como se refieren los britanicos a los USA cuando quieren heriri susceptibilidades y hacer gala de su humor sarcástico, me encontre con espacios abiertos y mucho calor, geografica y humanamente.
Inglaterra no es la chica mas popular al otro lado del Atlântico No me sorprendio demasiado que el 4 de Julio, mi segundo dia en la tierra prometida, un programa de su TV proclamase que solo el 60% de la poblacion supiese de que pais EEUU habia conseguido su independencia.. Sin embargo, me sorprendio gratamente que Spain es, al menos para los pocos americanos con los que intercambie algunas palabras, un pais para el que solo tienen piropos. Eso si, tuve que ser sincera y desmentir su creencia de que en Europa nuestro idioma es tan popular como lo es en los Estados Unidos, en donde no dejaba de escuchar Spanish a diestro y siniestro. Quien mas y quien menos, todos chapurrean unas cuantas frases. En el hotel de Las Vegas me sentia como en el casting de “Romance en Manhattan”, cuando en Inglaterra, tras seis agnos de convivencia com los monolingues britanicos, aun me veo forzada a inglesizar mi nombre para que no se les derritan los sesos al intentar pronunciarlo.
Esta visita daba para muchos capítulos, pero la concluiria asi: No me voy a poner a cantar a lo West Side Story en version Porto Riquena con acento gallego eso de “I want to live in America”, pero mi primera impresion es que los americanos son mas abiertos y menos miedosos a acercarse a los desconocidos. Son mas curiosos y expontaneos. Yo diria que hasta mas divertidos. Claro que no se puede tener todo, pero para picar y tener uma idea general,os recominendo una visita al pais bajo cuya hegemonia cultural crecimos....Ah si...no os lo dejeis todo en el Casino si os da por aterrizar en Nevada. Un matrimonio express os sale mas barato.

Adicta a la adiccion y la adicion

Ahora es cuando toca una cancion de despedida. Donde quedaron los 20 poemas de amor? Neruda los ha hecho tan bien, que a mi solo me toca atisbar el titulo y plantarme. Pero aun queda bastante por decir, porque sabemos que esos versos no son de quien los escribe. Puede que siempre los necesite, aunque solo sea para recordarme que la locura del amor piensa en musas que insipran su descabellada idea de vida.
Mis musas, o musos, se han ido esfumando y materializando para evaporarse e idealizarse de nuevo. Que no me sale la cuenta, vaya. Al menos no en este mundo.
No se si estoy cansada de aferrar las riendaso de aflojarlas. Como se doma a una manada de caballos salvajes que tiran de mi? Llega ese punto en el que la lucha es apetecible, pero mas lo es la tregua, el dejarse vencer y dejar al tiempo a sus anchas para que las heridas se curen o sean curadas. Hay un punto de inflexion en el que te cansas de interpretar el destino hacia el que apunta esa brujula que siempre llevas en el bolsillo y prefieres que un gps guie tu camino. Como dice el sabio libro sagrado: Hay un tiempo para sembrar y, consecuentemente, uno para recoger.
Asi que me siento, enciendo un cigarro y pienso en mi epoca de siembra...Y me da la sensacion que es lo unico que he hecho. Asi que visualizo los frutos y siento que mi energia, antagno inagotable, ya me pide otro ritmo y un cambio de rumbo.
La paciencia va a la par...Ultimamente su ausencia me ha jugado malas pasadas. Hoy en dia, esto de la paciencia, segun muchos madre de todas las ciencias, se ha convetido en un articulo de lujo. Hay que dosificarla o atenerse a la consecuencias de vivir sin ella. A caso se puede? Tal y como esta el panorama y los que lo pueblan, me temo que no.

Asi que, en medio de la duda, nunca del todo disipada, llega el cambio. Y lo abrazo como si fuese una tabla en medio del oceano. Pero no opto por la salida facil. Mas lucha. Al final resulta que sere adicta. A la adiccion y la adicion.