Raquel's Room

Tuesday, 22 May 2012

Un poko de azukar en la pildora de Dinamarka (mundoursense)

It's difficult to let go. However, if u are not wanted, you have to let go and make the most of it. How to make the most of a broken heart? Being an expert in the field, I should know better, but experience does not help: Everytime hurts the same or even worse. But what it's done, it's done and I cannot or wouldn't change this life I chose, this place I wanted to be with all my heart, soul and body like I never wanted anything else before. If my destiny is doomed...let it be. Enven if love does not exist...I'll still believe. Es el Amor cosa de la Primavera? En el Norte si que se nota esto de la revolucion sanguinea incentivada por la llegada del buen tiempo. De pronto la ciudad esta viva y la gente despierta, mas pronta y motivada a sonreir sin motivos. Sin embargo, contrariamente a lo que dicta el estereotipo de “gente fria” que se cierne sobre la poblacion Escandinava, los Daneses presumen de ser gente pasional, carignosa y amantes de la buena vida. Su muy querido y peculiar “Hygge” esta presente a lo largo de todo el agno. Aunque dicho termino hace referencia a una cultura familiar dentro de un habitat acogedor y hogaregno, tambien podria extrapolarse a cuestiones romanticas o relativas al despertar bullicioso de las hormonas. “Hygge”, como nuestra morrigna, es una segna de identidad danesa que designa todo aquello que aporta felicidad compartida en compagnia de los seres queridos, pudiendo aplicarse en sentido amistoso, familiar o pasional. Por tanto la Primavera, aunque se hace notar en el animo y el ambiente, no es la estacioan exclusivamente reservada al dios Cupido y sus trastadas. Para mi esta estacion no es particularmente la mas romantica de las cuatro. De hecho, la alergia desmorona mis ansias de conquista y la luz se me antoja demasiado inqusitiva y reveladra tras tantos meses de oscuridad en los que capas y capas de ropa camuflaban mi existencia entre los multiples transeuntes de las estrechas calles de Copenague. El sol, aunque ansiado y bienvenido en estas latitudes, no es el unico elemento que desata el libido en las almas danesas. El corazon, que tras la bandera debe de ser el simbolo mas presente en este pais, siempre esta en alza, brille o no Lorenzo. Esta tribu parece estar siempre presta a dejare sorprender gratamente, a bailar al son del palpito que dice despertar en Marzo y poner patas arriba el aburrimiento y quietud del invierno. Visto asi, no son tan diferentes al cahotico Sur, pero sin nuestras salidas de tono. Tampoco se puede tener todo. El Amor no es cosa de la Primavera. Es un mosquito perenne que muerde cuano menos te lo esperas, aqui y en el otro lado del mundo. Para mi, en Dinamarca, el amor tiene nombre y representa mi razon de estar en este pais al borde de Europa y a la cabeza de la vanguardia mundial. Seguro que podria haber buscado razones mas practicas para traer mi vida a orillas del mar Norte, pero no mas nobles. Si las crisis y las guerras trasladan a la poblacion, tambien el Corazon tiene sus ilogicos motivos y poder para hacerlo, aunque no haga portada en los periodicos del mundo. Ciertas estaciones son parte de nuestro sistema; no son ellas sino nosotros los que despertamos o dormimos por temporadas. Nuestra propia naturaleza sigue el ritmo y traza el rumbo. Como diria Alfonso Curaron: “ (…) lo demas es algo secundario”.