Raquel's Room

Sunday, 19 August 2012

Copenhagen, 365 dias.

Han sido 365 dias con todas sus horas y sus secuaces segundos crucificandome en la lentitud del tiempo y lanzandome al infinto de su efimera existencia. 365 dias con sus brisas calidas y su invierno que parecia interminable cuando el frio de Febrero no cedia ni daba tregua a las aguas del canal y todos los guantes eran pocos para subir la pequegna cuesta del Puente que conduce a Christianshavn, en donde los dedos se me quedaban petrificados y pedalear era mas un acto de supervivencia que de conduccion temeraria. Parece mentira, pero todos esos dias has pasado con sus noches en las que los suegnos se confundian o se negabna a hacerse realidad. Dias esperando, actuando, cambiando, aprendiendo, evolucionando, sintiendome estancada, sola, incomprendida, feliz, desdichada, enamorara, arrepentida, contenta -…- 365 dias lo que llevo en este lugar donde las calles aun no tienen nombre. Me pregunto cuanto pesarian todos esos dias si el tiempo tuviese volumen. Que sucederia si una dieta rica en azucar pudiese eliminar los momentos amargos que, aunque no muchos, existieron? Cada parte del lienzo que da forma a esta experiencia me ha llevado a donde estoy hoy: Recapitulando los recuerdos, colocandolos en eselugar de la memoria que los alamcenara y asentara para que, en un futuro, los viajes al pasado tengan un color determinado, unas palabras conretas, un olor caracteristico. Con sus bjadas vertiginosas y sus costosas subidas, he pasado y paseado por un Copenhage visto con asombro y curiosidad y he aprendido, o mas bien me he reafirmado en mi conviccion de que el mundo es una orquesta y la vida una puzzle subrrealista sin normas, en donde lo mas increible del viaje aparece donde y cuando menos te lo esperas. Alli donde jamas hubieras pensado que hubiera algo aguardandote durante siglos y siglos galacticos, encuentras lo que ni tu sabias estabas buscando. Es quizas el milagro mas fascinante del universo y su constante que, en las distancias cortas, parece absurda y aleatoria, pero tiene una logica implacable. En la suma y resta de acontecimientos para recordar y olvidar, en las conversaciones con personas que, para bien o mal, ya forman pate incuestionable de mi vida, confirme que no importa cuan rica es nuestra imaginacion: La realidad se las apagna una y ota vez para sorprendernos y agnadir a nuestro guion los giros sin los que la rutina seria insufrible. Que mas da por cuanto mas este escenario, esta burbuja de placentera certidumbre y seguridad ? No quiero saberlo. No quiero atar mi future a nada que se parezca a agendas y planes de existencia con nombres concretos y banderas colgadas de mastiles ondeando al viento. Quiero que mi futuro corra libre, como si estuviese hecho del fuego indomable que Prometeo le robo a los dioses del Olimpo; como si fuse las palabras que Rimbaud nunca llego a escribir y prometiann bellas, reveladoras y rebeldes. Quiero terminar el reto de ampliar mi conocimiento y empezarlo de nuevo una y otra vez, nadando en un oceano de curiosidad sin fin. Que mas da si es aqui o en otro lugar. Que viene siendo el mundo sino un mapa por construir? A que tanto espacio desaprovechado? Para que tantas fronteras si no nos atrevemos a cruzarlas? Estos esfuerzos por definirnos y encontrarnos, por dejar una huella en el tiempo que debora todo menos las piramides nos encierra en prisiones, nos cautiva en vidas que estan hechas para algo mas, pero se conformaron con lo basico. Quizas lo basico sea suficiente, pero suficiente it’s not enough. Este es un lugar tan bueno como otro cualquiera para observar, para nadar y sumnergirme en los rincones de un yo que aun estan por nacer. Como las melodias que aguardan en los dedos de alguien que vive bajo las mismas estrellas que vivo yo, o en los libros y poemas aun no escrtios que solo habitan el la cabeza de algun artista que no sabe aun que lo es. Aqui tambien yace el cuerpo del yo que murio a manos de las mentiras pronunciadas por corazones que ame sin pedir nada a cambio. Una muerte dulce, patetica y carente de tragedia, para un final que estaba escrito. A cada final, solo le sigue un nuevo principio. Aquellos que no son definitivos, son siempre el comienzo de un nuevo acto. Este resulto en un nuevo yo dispuesto a seguir pasando aspiradoras a alfombra que siempre estan sucias, o un yo compatible con el anterior que esta mas que dispuesto a aprender nuevas tareas en el ambiente laboral de una compagnia que, al menos en teoria, exhuma valores Danese en los 192 paises en los que esta presente, o a escribir mas solicitudes y ensayos para la ya cuarta institucion universitaria a la que pertenezco o a seguir escribiendo sin mas porque me gusta y punto. Siempre hay lugar para perentesis, para encontrar lo que perdemos en caminos que jamas emprendemos en valde. Resulta que, hasta en los momentos mas bajos, siempre hay cabida para nuevas experiencias, para explorar nuevas aptitudes, para adaptar profesiones ajenas a caidas de anillos, para reinventarnos a nosotros mismos en miles de anecdotas que no hubiesemos adivinado en el comfort de una vida que hace 365 dias parecia tan definida y concreta. Los planes a veces se tuercen. A veces viajamos persiguiendo la luz de una estrella que nosotros mismos pusimos en el firmamento porque, indirectamente, queriamos surcar otros mares y buscamos un motivo, un empuje, una segnal que nos incitase a hacerlo. Los adultos tenemos la mala constumbre de perder la magia del nigno que aun no conoce el miedo; erroneamenete creemos que hacerse mayor implica dejar atras la inocencia, abandoner la passion, enterrar los ideales en una tumba anonima, vivir sin suegnos. Cuando le hacemos caso al miedo, nos convertimos en todo aquello que un dia juramos no ser, y de repente estamos y somos. O no. Puede que algunos se atrevan a seguir otro ritmo, otros caminos, a explorar las alternativas, a adentrarse en el eterno interrogante y en el vicioso circulo de indagar por el simple placer de descubrir que no hay nada absoluto. No es una cuenstion de ganar o perder. La competitividad siempre ha de ser con uno mismo antes de buscar un rival digno. Hoy en dia es dificil encontrar rivales que esten a la altura de las circunstancias. La gente conoce las reglas, pero teme el juego. Lo compagneros de batallas, de fatigas y glorias escasean, o los ideales los han ido matando poco a poco, haciendolos cada vez mas fiticios e inalcanzables. Tambien en esto nos equivocamos. Pensamos mal cuando creemos que un amor es irremplazable, pues siempre llega alguien que es capaz de descubrirnos entre miles de yo’s ansiosos por encontrar su mitad. Nadie es imprescindible, aunque juremos al cielo que si. Siempre hay una horma que calce nuestros gustos, un zapato para nuestros pies, aunqeu estos hayan sido maltratads por un camino tortuoso. El amor es como el apetito: Aunque lo consideremos saciado, siempre regresa. Menos mal, porque, quien si no desafiaria a la soledad? Los Diosese dejarian de envidiarnos y seria la muerte del poeta, de la razon de ser del atardecer mas bello. Las musas emigrarian a Alemania, sin el amor, la luna no tendria sentido y las estaciones se colapsarian, resumiendose en un monotono cambio climatologico que terminaria por matarnos de tedio. No habria tragedias, ni ganas, ni hambre, ni pan ni cebolla, ni sentirse una mierda por la ausencia de una carta o un mensaje - claro que con esto ultimo podriamos pasar perfectamente, pero si lo hiciesemos jamas descubririamos cuan fuertes somos cuando nos toca ser Yo, reisentarnos en los placers de lo cotidiano, mandar a tomar por culo al gilipollas de turno y reirnos a la cara de la vida y su puegetero sentido del humor-. Sin esa cosa llamada amor, Que seria de Antonio y Celopatra? De Eva y Adan? De Romeo y Julieta? Del Lisa y Milhouse? De los tontos amantes de Teruel? Y de Don Juan y su Dogna Ines? Acabarian todos siendo simples mortales muertos de risa en las marabuntas del Carrefour o de Stroget, buscando las ofertas del dia o mirando escaparates y pensando de que color pintar el salon. Serian todos licenciados parados en la cola del INEM o de IKEA, tristes oficinistas, chicas de supermercado, post adolescents de concesionarios, dependientas de Zara de luto riguroso, recepcionistas sin sonrisa, camarero sin buenos dias (…) No se, un mundo al reves, aunque a veces me preunto si ya no estamos todos boca a bajo. 365 dias girando alrededor del sol, con y sin amor. 365 haciendo cuentas, planes y maletas. 365 dias en los que di la vuelta al mundo del pasado, presente y futuro; un viaje en el tiempo y a contratiempo hasta que encontre el rtimo y baje de marcha…O se me estropeo el cambio y no me quedo mas remedio que pararme a pensar en lo que me trajo aqui, la ciudad de la mujer que cambio su cola de pez para poder caminar junto al hombre de sus suegnos y termino sus dias representada por una estatua decapitada y sin novio, a dieta de lo que le van dejando atras los turistas. Definitivamente, un ejemplo a no seguir. Me pregunto en quien se inspiro Ansderson para crear la Sirenita. Desde luego que no tenia nacionalidad danesa, porque no veo yo a estas chicas suspirando a la orilla de nada por nadie. Si me pongo metaforica, las Francesas son own style fashionable Renaults, las Italianas chic Escarabajos, las Alemanas robustos, rotundons y clasicos Mercedes, Las Espagnolas Seat Passion y las Scandinavas 4x4 de tira milla que ancha es Castilla y lo que se ponga por delante. Parece que ya he empezado, y sin embargo, por temor a offender susceptibilidades, no querria tocar el tema de definicion del Danes como el individuo que puebla esta pequegna protuberancia geografica al Norte de Europa llamada Dinamarca. Definir identidades culturales siempre ha sido una tarea muy dada a levantar ampollas, incluso en estos tiempos en donde todos ns consideramos modernos por gastarnos dos sueldos en salir de nuestro pais y explorar territoros exoticos, y sin embargo nos encerramos en nuestras casas para no hablar con el vecino. Definir nacionalidades se da mucho al estereoptipo generalizardor que tanto nos aleja de las verdades particulares, pero que establece unos limites de acercamiento o alejamiento casi inmutables una vez trazados Cuando describimos al “otro” hay que andar de puntillas, midiendo nuestras palabras cautelosamnete, no por el temor a offender – en muchas ocasiones la ofensa se encuentra mas en el oido del receptor que en la boca del emisor-, sino para encontar dentro de uno mismo el por que de nuestra deficnicion y reconciliarnos con los bueno y malo de la misma porqu esta siempre es reveladora de nuestro propio yo. Sin duda, es lo mas dificl y al mismo tiempo interesante de estos 365 dias: el descubrimiento de una nueva mentalidad, la existencia de una vida paralela a lo que mi mundo “normal” y finito solia ser. Ver ese mundo a traves de otras miradas esta siendo sin duda, la mejor de las experiencias y lo que me quedo y llevo de Dinamarca tatuado a fuego.

No comments:

Post a Comment